Mail : marjorie.lebon@outlook.com
francais     francais
Top

Método adaptado a los niños / adolescentes

 

Niños

Los niños son propensos a problemas específicos, vinculados con su edad y su sensibilidad. Pueden sentir estrés, tristeza o bien cólera, por ejemplo; emociones que van a quedarse bloqueadas dentro de ellos. La hipnosis va a permitirles liberarse de estos bloqueos y de recuperar la confianza.

Si el niño es menor de 8 o 9 años o si no puede tumbarse durante la sesión, se practicará la hipnosis convencional. El objetivo es de inducir el niño en hipnosis a través del juego así como transmitirle un mensaje. En vez de contarle una historia, la vivirá y la mimara para así captar su interés. Los más jóvenes lo harán a través de mandalas, sombras chinas, marionetas, y los más mayores con juegos de cartas. Este tipo de intercambio favorecerá la comunicación, la concentración y el desatascamiento de emociones.

 

Para los niños mayores de  8 o 9 años y si el niño llega a relajarse y a concentrarse por un cierto tiempo, vamos a hacer una sesión, parecida a la de un adulto, pero con historias adaptadas a su edad, es decir que vamos a preguntarle lo que a él/ella le gusta, y dirigirnos  hacia un ámbito que le agrada.
En general, una sola sesión es suficiente para poder desbloquear todo, los niños siendo muy receptivos a la hipnosis.

 

 

Adolescentes

La adolescencia puede ser un periodo de fragilidad. En esta época de la vida las percepciones del adolescente y de su entorno cambian, ya que está creando su propia identidad. Atraviesa alteraciones tanto físicas como psíquicas en su relación hacia el mismo y hacia los demás. Entre la búsqueda de nuevos puntos de referencia y el inicio de la construcción de sí mismo, este paso suele ser a menudo delicado.

 

El adolescente puede estar en rebeldía, ponerse inconscientemente en fracaso escolar, volcarse en el mundo de los sueños, no tener más concentración o memoria. Puede también tener problemas de comportamiento (tocs, agresividad, inhibición, compulsiones, etc.), trastornos alimenticios u otros problemas psicológicos o físicos.

 

Gracias a la hipnosis, el adolescente podrá aprender a gestionar sus emociones, su relación al mundo, sus problemáticas, y respetarse. Va a poder evacuar sus sufrimientos, su cólera, su timidez, sus complejos e a veces incluso sus desesperaciones ocultas.

 

Las sesiones de hipnosis para un adolescente se plantean como para la de un adulto. El desarrollo de la sesión se hace también por el medio de metáforas destinadas a hacer salir bloqueos escondidos.

Diplôme

Principales problemas tratados, en los niños / adolescentes:

La lista no es exhaustiva, cada niño y adolescente tiene una personalidad única, así como una comprensión y una percepción diferente ante eventos vividos.

•    Enuresis (pipi en la cama), encopresis (defecación involuntaria)
•    Autismo /síndrome de Asperger
•    Miedos, angustias, ansiedades
•    Disfasia, dislexia, etc.
•    Trastornos alimenticios (sobrepeso, anorexia, bulimia, estreñimiento, etc.)
•    Trastornos / Alteraciones del sueño (pesadillas, insomnio, etc.)
•    Encontrar en la dinámica familiar (celos hermano / hermana)
•    Crisis de cólera / Estrés
•    Desafío a la autoridad parental
•    Bullying (acoso escolar)
•    Hiperactividad, trastorno por déficit de atención
•    Crisis de adolescencia
•    Problemas cutáneos
•    Dificultades relacionales
•    Aumentar su rapidez, su agilidad, su reactividad
•    Tener más memoria, más lógica y más concentración
•    Incrementar su creatividad
•    Aumentar sus capacidades en todos los ámbitos (canto, música, deporte, etc.)
•    Falta de confianza en sí mismo
•    Preparación a los exámenes (gestión del estrés, desarrollo de capacidades, mejor búsqueda interna de resultados)
•    Etc…